La curva del olvido de Ebbinghaus y algunas estrategias de aprendizaje

Hermann Ebbinghaus fue uno de los primeros psicólogos en estudiar la memoria humana. El experimento que le hizo hallar la curva del olvido lo realizó consigo mismo a lo largo de 22 años. La curva del olvido de Ebbinghaus, también fue hallada después por otros científicos aunque con pequeñas variaciones.
Ebbinghaus descubrió que tras memorizar una serie de sílabas sin sentido por repetición y medir su recuperación memorística, sólo recordaba:
-El 44,2% a la hora siguiente.
-El 33,7% al día siguiente.
-El 27,8% a los dos días siguientes.
-El 25,4% a los seis días siguientes.
El olvido se produjo rapidamente y la curva del olvido se va suavizando a lo largo del tiempo como muestra la siguiente imagen:
curva olvido Ebbinghaus
Figura 1. Curva del olvido. (Imagen extraída de https://goo.gl/zjK5Fz)
Ebbinghaus también estudió la curvo del olvido de contenido con sentido. La curva es similar, pero la caída es mucho menor. Extrajo dos conclusiones: necesitaba de muchas menos repeticiones para la memorización (10 frente a 1), y el recuerdo de lo aprendido duraba más en el tiempo.
Otros autores también han estudiado la curva del olvido. Esta se va atenuando con cada repaso (Salisbury 1990) y los intervalos entre cada repaso pueden hacerse cada vez más largos sin pérdida de eficacia (Landauer y Bjork 1978; Cull et al. 1996):
curva olvido + repaso salisbury
Figura 2. Curva del olvido comparada con las curvas con repasos regulares. (Imagen extraída de https://goo.gl/BQiWFh)
Tras repetidos repasos espaciados en el tiempo, se puede observar en la imagen que la curva del olvido se va suavizando, lo que significa que la pérdida de memoria después de cada repaso es menor, consolidándose lo aprendido en el tiempo.
¿Cómo podemos mejorar la memorización?
Etchepareborda (2005) nos da unas pautas. Aprendizaje multisensorial, haciendo que intervenga el mayor número de sentidos posibles a la hora de retener los datos; facilitar la concentración creando un entorno adecuado libre de interferencias; aplicar el aprendizaje significativo, relacionando lo nuevo con lo ya aprendido; recuperar la información fraccionada, de adelante hacia atrás y viceversa, comprobando cada cierto tiempo nuestra capacidad de memorizar.
Fabricio Ballarini (2015) ha descubierto que los aprendizajes que se producen durante una hora antes y una hora después de haber vivido un hecho novedoso y motivador, se recuerdan mejor que el resto, por lo que el proceso de aprendizaje realizado en esa franja de tiempo es más eficaz.
Salisbury (1990) nos demuestra con su experimento científico, que la repetición constante pero cada vez más espaciada en el tiempo es sinónimo de éxito.
viñeta curva del olvido
Figura 3. Viñeta sobre la curva del olvido. (Imagen extraída de https://goo.gl/kTAF2U)
suscríbete blog

Sigue a Neurodidactic en las redes sociales

                                                                      facebook twitter neurodidactic Melanie González neurodidáctica  twitter neurodidactic Melanie González neurodidáctica

Si vas a utilizar este post, ten en cuenta que está bajo esta Licencia Creative Commons. Puedes referenciarlo de la siguiente manera:
González-García, M. (2018, enero 19). La curva del olvido de Ebbinghaus y algunas estrategias de aprendizaje. [Registro web]. Recuperado de https://wp.me/p8lvx7-69
Bibliografía:
 
-Landauer, T. K., y Bjork, R. A. (1978). Optimum rehearsal patterns and name learning. En M. M. Gruneberg, P. E. Morris, & R. N. Sykes (Eds.), Practical aspects of memory (pp. 625–632). New York: Academic Press.
 
-Salisbury, D. F. (1990). Cognitive psychology and its implications for designing drill and practice programs for computers. En Journal of Computer-Based Instruction, 17(1), 23-30.
 
-Cull, W. L., Shaughnessy, J. J., y Zechmeister, E. B. (1996). Expanding the understanding of the expanding-pattern-of-retrieval mnemonic: toward confidence in applicability. Journal of Experimental Psychology: Applied, 2, 365–378.
 
-Ardila, R. (2001). Psicología del aprendizaje. Recuperado de https://goo.gl/vWmkCP
 
-Etchepareborda, M. C. y Abad-Mas, L. (2005). Memoria de trabajo en los procesos básicos del aprendizaje. Revista Neurología, 40(S1), 103-106. Recuperado de https://www.neurologia.com/articulo/2005078
 
-Gerrig, R. y Zimbardo, F. G. (2005). Psicología y vida. Recuperado de https://goo.gl/KsiHNu
 
-Benesch, H. (2009). Atlas de psicología, 1. Recuperado de https://goo.gl/51iwxE
 
-Murre, J. y Dros, J. (2015). Replication and analysis of Ebbinghaus forgetting curve. Interdisciplinary economics research and open access. doi: 10.1371/journal.pone.0120644
 
-Ballarini, F. (Octubre de 2016). Educando al cerebro. Organización de estados Iberoamericanos para la educación, la ciencia y la tecnología. Conferencia llevada a cabo en la sede de la OEI.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s