Habilidades para aprender a pensar

Las habilidades de pensamiento son comportamientos cognitivos aprendidos mediante la práctica que se desarrollan a partir de las capacidades con las que el ser humano nace. Por poner un ejemplo sencillo que facilite entender la diferencia entre capacidad y habilidad, podríamos decir que el ser humano nace con la capacidad de “respirar” pero que a través de un proceso de aprendizaje aprende la habilidad de “soplar”.

Una didáctica de aula que tiene en cuenta las habilidades de pensamiento, es una didáctica centrada en el aprendizaje activo y significativo.


La base neuropsicológica para el aprendizaje de las habilidades de pensamiento son las áreas de asociación relacionadas con las funciones superiores del pensamiento. Las más importantes son el área de asociación parietooccipitotemporal, prefrontal y límbica.

principales áreas de asociación
Bases neuropsicológicas de las habilidades de pensamiento. (Fuente: https://goo.gl/C2zWTa)
  • Área de asociación parietooccipitotemporal.

Proporciona significado interpretativo de las señales procedentes de las áreas sensitivas que la circundan. Esta área se divide en 4 subáreas funcionales:

-Área parietal posterior y occipital superior: encargada de procesar las coordenadas espaciales del cuerpo y de lo que lo rodea.

-Área de Wernicke: se encarga de procesar el lenguaje, muy importante para el desarrollo del lenguaje y por tanto del pensamiento.

-Área visual secundaria: procesa la palabra percibida a través de la vista y proporciona información al área de Wernicke.

-Área para nombrar objetos: después de recibir información visual se origina en esta área el nombre de los objetos.

Subáreas de asociación
Representación de las 4 subáreas del área de asociación parietooccipitotemporal. (Fuente: https://goo.gl/TTpvPA)
  • Área de asociación prefrontal.

Esta área de asociación se encarga de procesos motores complejos y procesos largos de elaboración de pensamientos. El área de asociación prefrontal está muy interconectada con el área parietooccipitotemporal, lo que permite una mejor planificación motora. Se divide en dos subáreas funcionales:

-Área de Broca: área encargada de la producción de las palabras. Está relacionada con el área de Wernicke, y por lo tanto igualmente muy importante para el lenguaje y el  pensamiento.

-Área de elaboración de pensamientos: además de permitir procesos prolongados de pensamiento, a esta área se le atribuye funciones de control (funciones ejecutivas). El neurotransmisor denominado dopamina desempeña un papel fundamental para desarrollar y mantener el incentivo neocortical según Etchepareborda y Abad-Mas, (2001).

circuito dopamina y serotonina
Circuito dopaminérgico y sus funciones en color azul. (Fuente: https://goo.gl/ZNJbk4)
  • Área de asociación límbica.

Este área está relacionada con las emociones, la motivación y el comportamiento, por lo tanto muy importante para inducir el impulso de aprender.

sistema límbico
Partes del sistema límbico. (Fuente: https://goo.gl/SL9efv)

Las habilidades de pensamiento varían dependiendo de cada autor. Una buena clasificación es la que hace Monereo (2001), que las divide en 10 grupos de habilidades:

    1. OBSERVACIÓN.

Observar es mirar de forma intencional hacia algo o alguien. Es atender, fijarse, identificar, concentrarse, buscar, encontrar,… Elementos, datos u objeto que previamente han sido seleccionados. Algunas técnicas que desarrollan esta habilidad son las entrevistas y los cuestionarios.

    2. ANÁLISIS.

Analizar implica comparar, subrayar, resaltar,… Se pueden realizar diferentes tipos de análisis dependiendo del sentido que intervenga, por ejemplo el análisis oral, textual, visual,…

    3. ORDENACIÓN.

Es colocar de manera sistemática un grupo de datos dependiendo de un atributo determinado. Se puede realizar un orden alfabético, numérico, serial, temporal, espacial o  procedimental.

    4. CLASIFICACIÓN.

Clasificar es sintetizar y jerarquizar datos para agruparlos por categoría. Se puede clasificar resumiendo (esquemas, resúmenes,…) o relacionando (mapas conceptuales, redes semánticas, cuadros sinópticos,…).

    5. REPRESENTACIÓN DE DATOS.

Se trata de recrear hechos, datos, situaciones, fenómenos,… Se puede representar de forma gráfica (histogramas, diagramas, estadística,…), icónica (logotipos, maquetas, cuadros, mapas,…), verbal (figura retórica, chiste, historieta, adivinanza, dichos,…) o cinético-textual (mímica, role-playing,…).

    6. RETENCIÓN.

La retención implica poder evocar los datos aprendidos. Se puede retener por codificación (repitiendo la información o asociando ideas), por reconocimiento (conexión, solapamiento, identificación,…), por actualización y mantenimiento (bases de datos o repasos) o por reconstrucción (paisajes, contextos o guiones).

    7. RECUPERACIÓN.

Recuperar es evocar los datos retenidos. La recuperación implica repaso, actualización y mantenimiento de lo aprendido.

    8. INTERPRETACIÓN.

Interpretar es dar significado razonado a una información. Podemos interpretar de forma justificada (buscar un sentido) o inferir (analogía, inducción, deducción,…).

    9. TRANSFERENCIA.

Transferencia es aplicar lo aprendido a otros contextos. Implica saber analizar y relacionar. Se puede hacer transferencia generalizando o extrapolando.

    10. EVALUACIÓN Y AUTOEVALUACIÓN.

Evaluar es examinar, criticar, juzgar, valorar,… Se puede evaluar o autoevaluar a través del diagnóstico (informes, prospecciones o estudios), de la verificación (chequeo o control), de la regulación (reajustar, revisión, reparación,…), de la demostración (examen escrito, oral, test) o la valoración (dictámenes, decálogos, juicios).

suscríbete blog

Sigue a Neurodidactic en las redes sociales

                                                                       facebook twitter neurodidactic Melanie González neurodidáctica  twitter neurodidactic Melanie González neurodidáctica

Si vas a utilizar este post, ten en cuenta que está bajo esta Licencia Creative Commons. Puedes referenciarlo de la siguiente manera:
González-García, M. (2018, julio 17). Habilidades para aprender a pensar. [Registro web]. Recuperado de https://wp.me/p8lvx7-Co

Bibliografía

Etchepareborda, M. C., Abad-Mas, L. (2001). Sustrato biológico y evaluación de la atención. Revista de Neurología, 2, 113-124. Recuperado de https://goo.gl/x7ETdM

Monereo, C. y Colab. (2001). Ser estratégico y autónomo aprendiendo. Unidades de enseñanza estratégica para la ESO. Barcelona: Graó (https://goo.gl/5c1Qcx)

Jensen, E. (2004). Cerebro y aprendizaje. Competencia e implicaciones educativas. Madrid: Narcea.

Araya, N. (2014). Las habilidades de pensamiento y el aprendizaje significativo en matemáticas, de escolares de quinto grado en Costa Rica. Actualidades Investigativas en Educación, 14(2), 1-30. Recuperado de http://www.redalyc.org/html/447/44731371003/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s